Close

PIDE TU CITA +34 93 879 44 53 info@coiclinicadental.es

by

Manchas en los dientes ¿Tiene HIM?

HIM hipomineralización

 

HIM es la abreviatura de hipomineralización de incisivos y molares. Es una enfermedad frecuente de las piezas dentales que afecta a su calidad en cuanto al esmalte. Esto lo hace más susceptible a otros defectos como la erosión y la caries dental.

 

Características de el HIM

Cuando se padece esta enfermedad se puede observar una alteración en la translucidez u opacidades en la superficie del esmalte. Su color varía desde el blanco mate al amarillo o incluso en los casos más graves al marrón.

Estas manchas  se muestran con una fuerte demarcación entre el esmalte afectado y el que no lo está. Es la principal diferencia con la fluorosis, ya que las manchas que aparecen con esta son difusas, sin una línea definida que enmarque el color.

Estas lesiones empeoran con el tiempo, por eso los niños más mayores tienen lesiones más severas que los pequeños. Progresivamente el esmalte se va descomponiendo.

 

¿Cuando aparece la enfermedad?

Se produce por la perturbación del esmalte durante la calcificación inicial y/o durante la maduración. Normalmente las piezas afectadas son los molares e incisivos permanentes y rara vez en piezas dentales temporales.

Esta es una de las razones por las que se realizan endodoncias a los niños menores de 10 años.

 

Restauración en caso grave de HIM

Realizar una restauración de las cavidades producidas por la enfermedad, con técnicas convencionales (tales como diferentes tipos de resinas y amalgamas, que son materiales no adhesivos) solo serán una solución temporal, ya que con el tiempo se acabarán despegando.

Por lo tanto la técnica más adecuada es utilizar ionómetro de vidrio para recuperar la estructura. Se une mucho mejor al esmalte afectado y además libera flúor de manera continua, que ayuda a la remineralización de las zonas afectadas mejorando el éxito del tratamiento.

 

Diagnóstico

Es primordial realizar un diagnóstico precoz de la enfermedad, para poder tratarla desde el principio y no dejar que avance. El mejor momento para evaluar la situación es cuando tienen alrededor de los 8 años. A esta edad ya tienen los primeros molares e incisivos permanentes.

Por eso desde COI siempre te recomendamos que hacer visitas periódicas desde pequeños es primordial para poder llevar el control de la salud dental de nuestros hijos.

0 Comments

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies