Close

PIDE TU CITA +34 93 879 44 53 info@coiclinicadental.es

by

Hábitos de higiene bucal en los niños

Pitufo lavandose los dientes

Se tiende a pensar que la higiene bucal de los niños comienza cuando ya tienen algunos dientes, pero se debe comenzar desde que son recién nacidos (como ya nombramos en un artículo anterior). En un principio los encargados de los hábitos de higiene bucal de los niños, serán los padres, pero después ellos mismos podrán adquirir hábitos de higiene bucal.

Cuando son recién nacidos la manera más adecuada es lavar las encías con una gasa de algodón en agua mineral. Se hará un pequeño masaje de menos de 1 minuto y que incluso se puede realizar a la hora del baño.

Cuando comienzan a salir erupciones en las encías pasaremos a un dedal de silicona. Además de eliminar restos, aliviará un poco el dolor de las erupciones producidas por el comienzo de la salida de los primeros dientes de leche. Y seguidamente, cuando ya tenga algún diente, se puede pasar al cepillo de dientes. Siempre pensando en uno adecuado, uno blandito que no dañe las encías ni le haga daño.

En el momento que controle la psicomotricidad fina, el infante podrá sujetar el cepillo de dientes y ejecutar su limpieza bocal solo. Siempre bajo la supervisión de un adulto. Para este momento es muy adecuado que tenga un cepillo de dientes ergonómico.

Lo más importante en la higiene bucal del niño

En el momento que el infante pueda cuidar de su higiene dental es muy importante tener en cuenta varias cosas.

  • Los cepillados deben ser diarios y nunca olvidar el cepillado nocturno. Durante la noche, la boca queda más expuesta por la disminución de saliva.
  • La pasta de dientes debe tener el nivel de flúor adecuado para cada edad.
  • Los hábitos se consiguen a través de rutinas. Para que los más pequeños las adquieran es imprescindible que los adultos también la sigan con ellos. Los adultos son el ejemplo a seguir para los niños.
  • Se pueden utilizar historias, cuentos o canciones que les hagan ver que el cepillado puede ser un juego, que no es aburrido y puede ser muy beneficioso para ellos. Además, acompañarlos de cepillos de colores puede ser atractivo. De esta manera lo asociaran a algo divertido y no a una imposición.
  • Una buena prevención es más beneficiosa para nuestra salud. Por lo tanto, es recomendable llevar a los niños un par de veces al año al odontopediatra. Si se familiarizan con él se podrá evitar la odontofobia, que es muy común.

En COI creemos que si verdaderamente quieres que tu hijo mantenga unos dientes sanos en su etapa adulta deben ser cuidados desde su nacimiento.

0 Comments

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies